A RITMO DE TU PALABRA

XXV C TIEMPO ORDINARIO

XXV Tiempo Ordinario (C)

Entiendo, Señor, por qué hoy me adviertes
de la tentación del dinero, de la seducción de la riqueza, de la esclavitud a la lógica de la ganancia, de la acumulación. Señor Jesús, libera mi existencia de la codicia,
del egoísmo, para que se pueda abrir totalmente al amor de tu Padre. Amén.