A RITMO DE TU PALABRA

II DOMINGO DE NAVIDAD (C)

Hay una aventura que comienza, Jesús, para todos los que te acogen y deciden hacerte lugar en su existencia. Es una experiencia profunda: No logramos describirla porque no corresponde a los resultados provocados por nuestro compromiso, sino que es un acontecimiento de Gracia que apela a nuestra respuesta generosa. Cuando nos dejamos transformar por Ti, por tu Palabra, sentimos fluir en nosotros tu propia Vida.