A RITMO DE TU PALABRA El Buen Pastor

IV DOMINGO DE PASCUA (C)

Tú eres nuestro Pastor, Señor Jesús,
porque estás dispuesto a dar la vida,
IV DOMINGO DE PASCUA (C)
a hacer de todo para defendernos,
a entablar con el mal una lucha terrible y decisiva,
a costa de exponerte a peligros mortales,
a costa de afrontar sufrimientos terribles.
Tú eres nuestro Pastor, Señor Jesús,
porque nos amas con un amor desmesurado
y no puedas soportar que ni siquiera uno se pierda y arruine su vida. Amén.