A RITMO DE TU PALABRA

Jesucristo, Rey del Universo (XXXIV T.O. C)

Jesucristo, Rey del Universo XXXIV Tiempo Ordinario (C)

Quiero rogarte, Señor, con el corazón del ladrón arrepentido,
hermano sufriente en humanidad, esperando que haya un poco de Paraíso también para mí. No tengo nada en mis manos y mi corazón árido no sabe decir palabras; sin embargo, me atrevo a susurrarte:
«¡Ten piedad… recuérdame!». Amén.