A RITMO DE TU PALABRA…

IV Domingo de Adviento (C)

Dios entró en sus existencias y las transformó radicalmente. Su amor cambió sus vidas y ellas lo acogieron con gratitud. s un encuentro de alegría, Jesús, porque ambas perciben que llevan en su seno a una criatura destinada a ser protagonista en un designio de gracia. Juan será el que te preceda, te anuncia e invita a todos a hacer sitio a Dios que está muy cerca. Y Tú eres el mismo Hijo de Dios: En Ti la misericordia de Dios se hace carne y se manifiesta en todas tus palabras y en todos tus gestos. El domingo nos sigues dando cita para un Encuentro de Alegría: A nosotros, tan diversos, nos pides que seamos testigos de Tu Amor. Nos pides que acojamos una Palabra de ternura y de luz y que nos sentemos a tu mesa para recibir tu Cuerpo. Lo que María e Isabel vislumbraron para nosotros se convierte en una realidad que hay que testimoniar. Amén .

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s